24 February, 2016

Planificación de recursos: ¿Cómo hacer más con menos?

Los recursos humanos, y los demás recursos (camiones, aviones, máquinas) son caros. Un problema típico consiste en planificar en el tiempo un número de tareas bajo restricciones duras sobre recursos (disponibilidades, capacidades) y tareas (plazos de entrega, duraciones, precedencias, recursos usados). Las restricciones blandas típicamente tratan de minimizar el tiempo total necesario, o el tiempo en que determinados recursos están parados.

Un ejemplo de problema sencillo, pero difícil:
la planificación semanal de una acería

En una acería, cada tarea T consta de tres fases:
1 hora de carga,   X(T) horas de horno,   5 horas de enfriamiento
que tienen lugar, de forma inmediatamente consecutiva, en una plataforma.

Problema: ¿En qué orden planificamos las tareas dadas, minimizando el tiempo total, y sin que en ningún momento se usen más de tres plataformas,2 hornos, y 1 refrigeradora?

Ejemplo: en una semana (24 horas/dia * 7 días = 168h) era normal realizar, por ejemplo, las siguientes 20 tareas:

Núm. de tareas:     Horas de horno de cada una:
9 10 h
5 12 h
1 15 h
2 16 h
3 22 h

Solución de Barcelogic: Expresamos este problema en nuestra formulación lógica, y en menos de un minuto de cálculo obtuvimos la siguiente solución óptima que requiere 142 horas para realizar todas las tareas (liberando las 26 horas restantes de la semana para realizar más tareas!):

ovens

Aquí las tres líneas representan las tres plataformas, el eje horizontal representa el tiempo, y cada tarea figura con su hora de carga en gris, las horas de horno en rojo (con un número indicando su duración) y las cinco horas de enfriado en azul. Nótese que en ningún momento su usan más de 2 hornos, o más de 1 refrigeradora.

Así, nuestra tecnología consigue evitar los tiempos largos de desarrollo, modelado y de resolución, y las soluciones sub-óptimas típicas de otras herramientas tradicionales.

Al tomar decisiones, normalmente resulta conveniente poder analizar predicciones de costes/beneficios bajo diversos escenarios, tales como el aumento o la reducción de determinados recursos. Gracias a su flexibilidad y eficiencia, nuestra tecnología está entre las mejores del mundo en este tipo de aplicaciones.

Re-scheduling

¿Qué hacer ante situaciones imprevistas, por ejemplo, si necesitamos modificar una planificación a mitad de semana, cuando ya está parcialmente realizada? ¿Qué hacer si para algunas de las tareas por hacer ya no es posible modificar su temporización debido a compromisos con proveedores o clientes? Con nuestra tecnología podemos ajustarnos flexiblemente a este tipo de situaciones y proporcionar soluciones adaptadas en pocos minutos.